Loading...

LA FORMA FÍSICA ¿ESTOY EN FORMA?

FITCEL:///LA FORMA FÍSICA ¿ESTOY EN FORMA?

LA FORMA FÍSICA ¿ESTOY EN FORMA?

Seguramente que has escuchando en multitud de ocasiones expresiones como “me tengo que poner en forma” o “este deportista aun no está en forma” pero ¿Qué significa realmente “estar en forma”?

Tradicionalmente se ha vinculado el concepto de forma física a dos objetivos diferentes: el alto rendimiento deportivo y la salud.

  1.  Desde el punto de vista del rendimiento deportivo diremos que la forma física hace referencia al desarrollo de aquellos componentes que son necesarios para realizar de forma óptima una tarea determinada o un deporte concreto. Cada deporte requiere del desarrollo máximo de una serie de capacidades que garanticen la realización eficaz de una tarea concreta. De esta forma podremos decir que un determinado deportista está en forma cuando se encuentra muy cerca de obtener sus mejores resultados en dicho deporte. Ahora bien, podemos decir que tan solo el 7-8% de la población de nuestro país práctica deporte de competición, por lo tanto, ¿que supone estar en forma para el 93% de la población restante?
  2.  Si orientamos la forma física hacia la salud debemos entender ésta como la capacidad de realizar con solvencia, de forma “vigorosa” o sin fatiga, aquellas actividades cotidianas o del día a día. Esto se relaciona con un menor riego de desarrollar enfermedades crónicas, con una mejor esperanza y calidad de vida. Actualmente esta definición puede parecer algo confusa ya que nuestro estilo de vida sedentario actual no requiere de mucha actividad para realizar nuestras tareas diarias. Hoy en día tener un nivel de forma física que garantice la realización de nuestras tareas cotidianas ya no supone que nos mantenga dentro de unos presupuestos aceptables de salud o bienestar.

Cuando hablamos de la forma física debemos tener claro a que estamos haciendo referencia, debe ser algo claro y objetivo. Teniendo en cuenta esto ultimo, podemos entender por forma física  como el estado de desarrollo en el que se encuentran los diferentes componentes que la forman, es decir, sus niveles de fuerza, resistencia, flexibilidad, capacidades neuromotoras y composición corporal.Todos estos componentes se encuentran relacionados entre si y la mejora o el empeoramiento de alguno de ellos afectan inexorablemente al resto. Todos ellos son igualmente importantes a la hora de planificar la práctica de actividad física para la salud.

Una vez explicado esto, podemos entender que “estar en forma” conlleva tener un nivel mínimo aceptable de todos y cada uno de estos componentes motores y morfo-funcionales. Como es lógico, este nivel mínimo dependerá de la edad y del sexo.

Estar en forma supone estar dentro de un peso corporal  saludable, ser aceptablemente resistente, fuerte, flexible, ágil y coordinado.

Siendo críticos con este planteamiento podríamos preguntarnos ¿Por qué debe ser así? ¿Por qué debo buscar esta mejora de la forma física “integral”?

Creo que es importante recordar que el hombre moderno no ha aparecido tal cual es en el momento actual de la historia sino que se trata del producto de una evolución de algo más de 2 mill. de años. Durante todo ese tiempo, ese proceso evolutivo ha diseñado un animal que necesita fundamentalmente de su físico para adaptarse al entorno. Este será sin duda el fin último, el objetivo ultimo que persigue nuestra forma física, la correcta y eficaz adaptación al entorno que nos rodea. Los animales mejores adaptados son aquellos que consiguen alimento, cobijo y descendencia y estas son las claves del éxito que el hombre ha tenido como especie.

Desde nuestro punto de vista, el mantenimiento y desarrollo de estas habilidades motrices será el objetivo último que debe perseguir la mejora de la forma física. Antes hablábamos del estado de desarrollo de una serie de componentes como son la fuerza, resistencia, flexibilidad, capacidades neuromotoras y la composición corporal. El desarrollo equitativo de estos componentes responde a esta necesidad de establecer y mejorar estas habilidades motrices que nos son propias. El hombre es un animal diseñado para andar, correr, saltar, trepar, lanzar, etc.. y el objetivo que nuestra forma física debe perseguir es precisamente adaptar nuestro cuerpo a las funciones que le son propias.

Por lo tanto, para saber si estoy en buena forma física tan solo tengo que realizar una batería de test homologada en la que se miden los diferentes condicionantes de la  forma física mediante pruebas que conllevan estas habilidades motrices naturales.

Nuestra plataforma de Fitcel se basa en una evaluación inicial de la condición física mediante diferentes protocolos de evaluación, todos ellos homologados. Con los resultados de estas pruebas físicas y cuestionarios obtendrás un valor objetivo y cuantificable de tu estado actual o FITSCORE que se vincula a un nivel concreto de forma: básico, medio o avanzado.

Si quieres saber de forma objetiva y fiable cual es tu nivel de forma física puedes hacerlo a través de nuestra plataforma. Solicítala en tu centro deportivo, entrenador personal, centro medico, colegio o empresa.

Por | 2018-10-04T11:56:45+00:00 octubre 3rd, 2018|motivation|
error: